-Aunque la temporada de lluvias finalizó a principios de junio, el fenómeno de La Niña continúa presente generando precipitaciones. 

-Con la disminución de las lluvias en algunos sectores se han registrado nuevos eventos por incendios de cobertura vegetal, el último en Bello.

-El Bajo Cauca y Urabá solo tienen un máximo de lluvias al año, según las referencias históricas estas se presentan a mitad de año.


Aunque por estos días han disminuido las lluvias en Antioquia, estas se van a seguir presentando en el departamento principalmente en algunos sectores del Urabá y Bajo Cauca, pues estas dos subregiones no presentan el mismo régimen de lluvias comparado con el resto del departamento, su régimen es similar al de la región Caribe, lo que hace que solo tenga un máximo de precipitaciones y sea a mitad de año.

El director (e) del Dagran, Diego Peña López, señaló que según las predicciones del Ideam para los próximos días se espera un incremento de lluvias entre un 20% y 30% por encima de lo normal en las subregiones del Valle de Aburrá, Norte, Nordeste, Magdalena Medio, Suroeste, Occidente y Oriente; y agregó que, aunque en el Urabá se van a presentar precipitaciones, habrá otros sectores de Necoclí y posiblemente de Arboletes y San Juan de Urabá donde estas disminuirán considerablemente.

“Oficialmente no estamos en temporada de lluvias, pero esto no significa que vaya a dejar de llover. El fenómeno de La Niña sigue presente. Hemos visto en algunos municipios de Antioquia días soleados y se han presentado incendios que al parecer son por causas antrópicas. Fundamental que estemos atentos a las lluvias y unidos disminuyamos la vulnerabilidad vigilando niveles de ríos y quebradas y estabilidad en las laderas, pero también que en los días secos sigamos las recomendaciones para no generar incendios”, agregó el funcionario.

Informó que en lo que respecta a los incendios de cobertura vegetal, en lo que va del 2022 se han reportado al Dagran 17 conflagraciones consumiendo cerca de 20 hectáreas, una cifra que disminuyó por las fuertes lluvias teniendo en cuenta la del 2021 en la que se presentaron a la misma fecha 35 incendios que consumieron 100 hectáreas.

En lo que concierne a las lluvias, en 2022 se han reportado 44 fallecidos: 14 por avenida torrencial, 15 por movimiento en masa, 1 por inundación, 1 por tormenta eléctrica, 7 por creciente súbita, y 6 por vendaval. Además, 177.859 personas han resultado afectadas y 3.981 viviendas afectadas.

El director finalizó diciendo que “como siempre invitamos a los antioqueños a estar alertas. Hemos estado capacitando a los municipios a través de asistencia técnica para que por medio de la planificación del territorio podamos disminuir la vulnerabilidad, y con nuestros ingenieros y geólogos hemos evaluado cientos de infraestructuras para proteger la vida. La gestión del riesgo de desastres es un compromiso de todos y es fundamental estar alertas y disminuir el riesgo de desastres”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here