• El Distrito priorizó en su Plan de Desarrollo la inclusión de la equidad de género en 80 Instituciones Educativas.
  • 60 rectoras, docentes y coordinadores se dieron cita en la Biblioteca Pública Piloto para contar cómo ha transformado la educación de la ciudad el enfoque de género.
  • Esta incorporación le apuesta a la transformación de los imaginarios de género de la ciudad a través del cambio en el enfoque educativo de las niñas y los niños desde la primaria hasta el bachillerato.

La Administración Distrital ha transformado el modelo educativo de 53 instituciones educativas públicas, cambiando la educación a un modelo educativo inclusivo y con enfoque de género. La meta para el cuatrienio es incluir la equidad de género en los Planes Educativos Institucionales (PEI) de 80 Instituciones Educativas de Medellín.

Para esto, 60 rectoras, docentes y coordinadores se dieron cita en la Biblioteca Pública Piloto para conversar sobre las experiencias que vivieron en el proceso de incorporación de la óptica de género en las cátedras de sus instituciones educativas.

“De este espacio quedaron establecidos los retos que debemos asumir para lograr una educación no sexista en Medellín, una de ellas es la necesidad de seguir implementando prácticas transformadoras en equidad de género a las y los docentes, porque ellos están atravesados por la cultura sexista y es necesario sensibilizarlos para que sean ellos mismos quienes transmitan esas transformaciones a sus estudiantes. Desde la Secretaría de las Mujeres le apostamos a la transformación cultural y seguimos acompañando la inclusión de la equidad de género en las prácticas pedagógicas y en los currículums académicos del sistema educativo distrital”, afirmó la subsecretaria de Derechos, Yuliet Villegas.

En el año 2021, 25 instituciones educativas participaron del proceso de transformación pedagógica de sus PEI; en 2022 se formaron 28 para implementar este proceso y para 2023 se incluirán en la formación 27 colegios más, para dar cumplimiento total a la meta proyectada en el Plan de Desarrollo.

“Antes ni siquiera pensábamos que la razón por la cual una niña tenía bajo rendimiento académico era porque en casa tenía que estar encargada de cocinar, lavar, hacer el aseo y cuidar a sus hermanos”, afirmó Nancy Adriana Herrera, rectora de la I.E Manuel J. Betancur. A esta afirmación se sumaron otras rectoras y docentes asistentes, quienes resaltaron que los retos están en comprender el lenguaje incluyente, desnaturalizar prácticas machistas, respetar las libertades sexuales y prevenir las violencias basadas en género en los espacios académicos.

Por su parte, Bernardo Mejía, Coordinador Académico del Instituto Técnico Industrial Pascual Bravo, compartió que “en el proceso de incluir en el PEI la equidad de género, hemos logrado que tanto mujeres como hombres ingresen a estudiar lo que les hace felices, sin tabú de su género. La inclusión de la equidad de género ha permitido que las mujeres estudien técnicas como mecánica industrial, mecánica automotriz o fundición, sin que nadie les diga que esas no son carreras para mujeres. Esto es un avance para la sociedad”.

El cumplimiento de la meta esperada, 80 instituciones educativas con un sistema educativo basado en la equidad de género, contribuirá a saldar una deuda histórica: transformar el sistema educativo y las condiciones en las que estudian las niñas y los niños de la ciudad, a través de la equidad de género.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here